Comentario a la contestación de un jubilado argentino al infame dr. Kirchner

 

A lo expresado por los  amigos jubilados, deseo, como militar retirado, agregar que el personal retirado de las FFAA pasan por las mismas penurias que el resto de la clase pasiva de nuestra querida Nación. Pero deseo agregar algo que nos diferencia al resto; es que a nosotros los retirados, a los fines de que nuestro sistema funcione, nos retienen el 11%, a fin de que se puedan percibir los haberes que establece una ley de la Nación -la 19101-, que está en plena vigencia, por lo menos para los retirados. Tuvimos que recurrir a la justicia a fin de que nos reconozcan nuestros derechos. Pero, pese a haberse ganado los juicios hace tiempo en varias instancias, el poder político manifiesta, por boca de la señora Ministro de Defensa, que no hay dinero, lo que me hace pensar que tiene dinero para el Club de París o para regodearse de que tiene un Central millonario y  lo que retira de él, es sólo para los acreedores externos, que son, al parecer, los únicos privilegiados en estas latitudes.

A todo esto debo manifestar que en el anterior gobierno de Menem, la corte manifestó que se debía abstener el Estado de abonar dinero en negro (aportes no remunerativos) a la Fuerzas Armadas.

No puedo decir que en esta tierra no hay justicia, porque mis abogados y los valientes jueces que dictaron sentencia a favor nuestro ya hicieron todo lo posible, más no hay por hacer, ante un ejecutivo que odia a los miembros de las FFAA, que sólo odiando se le puede privar de un derecho a un ciudadano de tener dignidad. ¿O es que acaso por ser militar dejé de ser ciudadano de esta Nación? Así me hacen sentir la señora CFK y su esposo. ¿O es que ellos, durante el proceso, no tuvieron amigos militares? ¿O es que nunca fueron a almorzar con los suboficiales y suboficiales del regimiento 24 en Río Gallegos? ¿O el actual jefe de la Casa Militar no es militar? ¿O acaso no eran amigos/conocidos, en Río Gallegos del General Oscar Enrique Guerrero, que fuera segundo de Camps, en la Policía Bonaerense, cuando Uds. eran estudiantes en La Plata?

Señora, por favor, Ud. que habla de no discriminar… Hoy, como militar retirado, me siento discriminado, porque no se cumple con el precepto constitucional de la igualdad ante la ley, por el exclusivo odio que tienen Ud. y su esposo hacia la familia militar.

Señora, cuando la veo en C5N discursear sobre la igualdad, el amor, la no discriminación, de la oposición que no los deja gobernar, que hay que acabar con los odios, pienso en mi situación, la de mi hermano enfermo de casi 70 años y demás camaradas, que sufrimos por su odio a las FFAA.

Señora. deseo concluir.

¿Sabe? Sólo en las colonias se odia, y siento, con el odio que nos dispensa a los miembros de las FFAA, que vivo en una colonia, donde la destrucción de sus FFAA es clave para planes coloniales ultramarinos.

Señora, quiero vivir en una patria justa, libre y soberana. ¡Por favor, hágame pedirle disculpas por haberme equivocado, pero, por favor, no nos odie más!

Mario Eberle Patterson

Comodoro Rivadavia (Chubut)

Ésta denuncia nos fue enviada por un lector del boletín para su publicación. Teo animamos a hacer lo mismo y a denunciar los atropellos, las aberraciones y la corrupción que conozcas de tu provincia, tu ciudad o tu barrio. Que se sepa lo que pasa para que podamos defendernos. Considera a este boletín como la herramienta de Esclarecimiento Popular de los que ya se hartaron y quieren Libertad. ¡Escribinos! boletin.mjl@gmail.com

 

¡Luche y se Van!

¡Libertad y Pan!

Movimiento por la Justicia y la Libertad

 

 

 

Subscribirse:

¡Recibí nuestros artículos y novedades en tu email!

 

Deje su opinión sobre este artículo:

- Sección de Opinión