El HAARP, terrorismo de primer nivel

 

Lo que hasta hace un tiempo nos sonaba a ciencia ficción o quizás un simple tema de conspiración de café, hoy es sin duda una realidad…, claro después de la creación del acelerador de hadrones  creo que ya no nos puede sorprender mas nada ¿No?

La periodista Deisy Francis Mexidor de Global Research dice: Estados Unidos ha desarrollado armas ultramodernas que pueden influir en medios naturales y modificar el entorno remoto de regiones enteras. Los devastadores terremotos de 7.3 grados en la escala sismológica de Richter en Haití, el pasado 12 de enero, y el ocurrido en Chile, el 27 de febrero, con magnitud de 8.8 han reavivado suspicacias de que ocurran catástrofes como resultado de la intervención humana.”

Esta máquina dadas sus condiciones sería creada con otros fines no tan letales, pero bueno, es ley que detrás de toda buena invención, hay una mala utilización, más aún, es comprobable cuando recordamos los casos de Nagasaki e Hiroshima, donde el mismo país que hoy nos habla de la defensa de la paz, la tolerancia a otras etnias, culturas y razas, es quién en el año 1945 lanzó dos bombas nucleares en los antes mencionados lugares, y quién hoy practica con su nuevo juguete climático.

Las últimas investigaciones en los terremotos de Haití y Chile revelaron que los epicentros de los mismos se dieron a una profundidad en la que según los científicos “es imposible que ocurrieran por causa natural”, lo que da indicios sobre la mano del hombre actuando sobre la naturaleza.

“Hoy se tiene la certeza de que, en territorios ya sometidos a fuertes tensiones, existe la posibilidad de provocar sismos inducidos si se crea un brusco aumento de la presión intersticial mediante eliminación en el subsuelo de materia en solución o en suspensión, o por extracción de hidrocarburos. Mientras unos científicos piensan en cómo utilizar esos movimientos telúricos inducidos para evitar fenómenos de mayor magnitud, otros quizás trabajan en sentido opuesto.

En varias páginas de internet se mencionó que los experimentos del denominado Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia (HAARP, por sus siglas en inglés), podrían estar detrás de esa “furia” de la tierra. Fred Burks, quien sirvió de intérprete, entre otros, a los ex presidentes William (Bill) Clinton y George W. Bush, reveló en un artículo que publicó en enero en el sitio digital Examiner que “existe un proyecto poco conocido aún”, aunque lleva décadas en perfeccionamiento. Pero advirtió que es un “importante programa de defensa militar de Estados Unidos que ha generado bastante controversia en ciertos círculos”, a través del cual se pueden alterar selectivamente los modelos climáticos. Él lo confirma en su escrito: “muy pocas personas están concientes de las capacidades horribles de muerte y destrucción que se han desarrollado a lo largo de estos años”

El mismo medio electrónico del HAARP reconoce que se llevan a cabo ensayos que utilizan las frecuencias de impulsos electromagnéticos a fin de “excitar temporalmente un área limitada de la ionósfera”. Todo “un programa, al parecer, dedicado a la investigación meteorológica, pero muchos han planteado que en realidad tiene motivos más siniestros”, expresó Rob Ferrier, en la sinopsis de un documental sobre el tema realizado en 1999, citado en The New York Times.

¿Las siguientes guerras van a ser así? Es probable.

Lo que se busca es militarizar un territorio, haciendo que en vez de haber enemigos en el terreno, el terreno sea el enemigo.

¿Cómo funciona?

Desde los 85 a 800 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra se encuentra la Ionosfera, la cual está eléctricamente cargada, es la encargada de protegernos de los rayos X, los Ultravioleta y los Gamma que son nocivos a la salud. Los haces de luz de los mismos llegan a la ionosfera con características más débiles respecto de cómo salieron de su origen, rebotan angularmente contra la misma y se escapan. Actualmente dada la debilidad de la capa de ozono mucha cantidad de estos rayos traspasan la misma y producen los daños que ya conocemos. Esta parte de la Atmósfera también absorbe ondas de radio de baja frecuencia.

Como se explicaba antes, “se envían frecuencias de impulsos electromagnéticos para excitar temporalmente un área limitada de la Ionosfera”. De esta manera la ionosfera devuelve esta ionización a la tierra a algún lugar al azar (o por lo menos así dicen…). “Además de la manipulación meteorológica, el HAARP tiene varios usos conexos, porque los seres humanos pudieran ver afectadas sus ondas cerebrales y se conseguirían modificar patrones de conducta”, puntualizó.

En 1977 una Convención Internacional ratificada luego por la Asamblea General de Naciones Unidas en 1997 prohibió “el uso militar u otro de naturaleza hostil de las técnicas de modificación ambiental que provoquen efectos generalizados, duraderos o severos”. La Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC), firmada en la Cumbre de la Tierra en Río en 1992, también revalidó el acuerdo de 1977.

Los movimientos telúricos no sólo de Haití y Chile, sino el de Sichuan, China, en 2008 y el tsunami de Indonesia, en 2004.  ¿Pudieron ser experimentos del HAARP o de otro programa secreto?  ¿Qué tipo de armas mortíferas avanzadas pueden estar disponibles ahora? “Es innegable que el Ejército tiene la capacidad para causar un tsunami, terremotos y huracanes y es hora de que tomemos acciones para difundir los peligros de este asunto vital”, señaló Fred Burks en Examiner.

Para el Doctor Richard Williams de la Sociedad Americana de Física, esto es como “un acto irresponsable de vandalismo global”. Establecido en 1992, HAARP, basado en Gokona, Alaska, utiliza una serie de antenas de alta potencia que transmiten, a través de ondas de radio, cantidades masivas de energía a esa capa superior de la atmósfera. Su construcción fue financiada por la Fuerza Aérea estadunidense, la Armada y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada (DARPA, por sus siglas en inglés).

En febrero de 1998, en respuesta a un informe de la Legisladora sueca Maj Britt Theorin, el Parlamento Europeo mantuvo audiencias públicas en Bruselas en relación con el programa HAARP. La moción se propuso en virtud del profundo impacto sobre el medio ambiente, como una “inquietud global” y apelaba a que un cuerpo internacional independiente examinara “sus implicaciones legales, ecológicas y éticas”, sin embargo, Washington se negó a ese escrutinio.

Fue una idea original del Físico checo Nicola Tesla, quien a principios del siglo XX ideó interconectar al mundo a través de la atmósfera como un canal de comunicación global. Luego de su muerte, en 1943, el gobierno de Estados Unidos intervino los documentos de su despacho y todavía los mantiene sin desclasificar.  Sin embargo, uno de naturaleza militar que puede ser utilizado con efectos devastadores en un radio de más de 320 kilómetros, es el que se considera la base del muy secreto proyecto HAARP.

Es probable que la “Iniciativa de Defensa Estratégica de la Casa Blanca” como se llama el organismo accionista de las armas norteamericanas esté preparando algún otro artilugio para “la defensa de los Estados Unidos”. La realidad es que si todo esto es cierto estamos en un estado crítico en donde nos podemos ver afectados todos.

También es probable que los atentados, las muertes masivas, los genocidios sistemáticos ya no tengan nombre y apellido, nacionalidad o razón de ser…seguramente se siga hablando de esto y como todo secreto de investigación militar, hasta que se haga público, sigan diciendo que es otro cuento de complot de café de barrio, mientras tanto los desastres seguirán sucediendo y nosotros, como siempre, seremos los últimos enterarnos…seguramente.

 

¡Luche y se Van!

¡Libertad y Pan!

Movimiento por la Justicia y la Libertad

 

 

 

Subscribirse:

¡Recibí nuestros artículos y novedades en tu email!

 

Deje su opinión sobre este artículo:

- Sección de Opinión