La Gripe "A"

Terrorismo de Estado a través de las epidemias

 

La segunda mitad del años nos sorprende con la novedad de que estamos enfermos, la gripe "a" y el dengue terminarán con nosotros. Cuando el invierno termine con la gripe, el dengue terminara con el verano.

 

A poco de comenzar el año las invasiones de nubes de mosquitos portadores del dengue arrojaron ejércitos de infectados por todo el país gracias y sobre todo a la deficiente intervención del gobernador del Chaco, Jorge Capitanich y de la deficiente y casi criminal gestión de su esposa por entonces ministro de salud de esa provincia, quien guardo sus espaldas fumigando bien la capital y desprotegiendo el resto de la provincia, lanzando con esto la epidemia de dengue mas grande de los últimos tiempos que recuerde el país.

 

La salud es un derecho consagrado y protegido por la Constitución Nacional y la falta de salud en forma negligente por la defectuosa gestión de gobierno es un acto criminal en masa que debe ser tratado y juzgado por el Derecho Federal, lo que hasta el momento no se ha hecho en ninguna provincia del país. Esto pone de manifiesto y a las claras encubrimiento y complicidad para producir daño en la salud a la población entera. Nos sentimos amenazados y nos consideramos afectados por este acto criminal.

 

No repuestos todavía de la epidemia de dengue y esperando el verano para que resuciten los mosquitos, sobrevino la pandemia de gripe "A" (gripe porcina), donde resulta altamente sospechoso el hecho de la elevada cantidad de mortandad por infectados que tiene Argentina con aproximadamente 42 millones de habitantes y un territorio muy extenso no sobrepoblado frente a un país como Estados Unidos que con una población de mas de 500 millones de habitantes no ha denunciado mas de 100 casos fatales, lo que equivaldría, con respecto a la población de cada país, a aproximadamente 750 muertos por la enfermedad  en proporción por habitante, que los Estados Unidos no tienen.

 

¿Que pasó?

 

Previo al acto electoral y coincidente con la aparición de gripe porcina, donde todo el mundo anda con barbijo, consume medicamentos, consulta fanáticamente a los hospitales y se queda en casa por miedo a pisar la calle y verse invadido por la enfermedad, surgieron levantamientos populares contra la inseguridad ante el avance descontrolado de la criminalidad, donde las noticias informaban a diario de muertos y asesinados por criminales y delincuentes muchas veces al amparo de la impunidad.

 

Estas puebladas venían poniendo en jaque al poder político nacional, provincial y municipal, pero la gripe "A" termino con el problema.

 

Ahora ya prácticamente nadie sale a la calle, la población ya no se defiende en masa contra la injusticia y la falta de seguridad y orden, ya no se reúne en lugares públicos masivos por miedo al contagio. El temor a enfermarse ha encerrado a las personas en sus casas y la psicosis paranoica a verse enfermo hace que todos sospechen de todos, todos somos potenciales infectados.

 

El terror triunfó, aplicado en forma sistemática sobre la salud solucionó por el momento las protestas masivas contra la inseguridad y la injusticia y acalló el clamor popular por el vacío político y el desgobierno de quienes ejercen las funciones del Estado ocupando los cargos públicos. De manera sutil y encubierta han solucionado un problema de política gubernamental y falta de poder a través de la aplicación de terror en forma sistemática.

 

Estamos ante un Estado terrorista al mejor estilo de Robespiere y su camarilla durante la Revolución Francesa en el siglo XVIII. Argentina no desea ni merece vivir bajo un régimen de terror. Es un país que reclama su libertad arrebatada por parte de quienes le prohíben de hecho manifestarse en las calles para defenderse.

 

Este Movimiento tiene serias dudas de que tales epidemias se hayan expandido solo por factores naturales, teniendo una industria farmacológica nacional en crisis se necesitaba reactivarla urgentemente, vender mas medicamentos y dar un golpe de timón decisivo para salvar esa situación.

 

Todo el mundo hoy usa barbijo, todos tienen miedo. Argentina: ¿estas amordazada?

 

¡Libertad y Pan!

 

Subscribirse:

¡Recibí nuestros artículos y novedades en tu email!

 

Deje su opinión sobre este artículo:

- Sección de Opinión